Durante el pasado agosto (del 1 al 7 de agosto) tuvo lugar la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2017 en su 25ª edición a nivel mundial. La asociación WABA (World Alliance for Breastfeeding Action) se enfoca en comprender la importancia de la lactancia materna y establecer líneas de trabajo para reconocer su papel fundamental en la nutrición y desarrollo de la infancia.

La WABA coordina la Semana Mundial de la Lactancia Materna, una campaña que insta a colaborar de forma global y para darle visibilidad a las acciones que involucran tanto al binomio madre-bebé como también a la madre y a su papel dentro de la sociedad. Es muy importante vincular no sólo a la sociedad, sino también a los diferentes profesionales para entender lo primordial que es brindar un constante cuidado a madres y bebés durante los primeros 1000 días tras el parto, ofreciendo apoyo continuo y especializado.

Las principales líneas de acción de la asociación son las siguientes:

1. Capacitar a equipos de parteras, enfermeras, médicos, nutricionistas, promotores de la salud pública y trabajadores comunitarios en temas de lactancia materna y alimentación del lactante y de la niña/niño pequeños

2. Enfocarse en apoyar la lactancia materna en grupos vulnerables, por ejemplo con madres adolescentes y solteras

3. Adoptar una perspectiva de género para la protección, la promoción y el apoyo de la lactancia materna, mediante el trabajo con organizaciones que defiendan a las madres lactantes e involucren a los padres

4. Involucrar a todos los segmentos de la sociedad en la protección, promoción y apoyo de la lactancia materna, por ejemplo, ¡celebrando la Semana Mundial de la Lactancia Materna en su comunidad!

 

¿Cuáles son las recomendaciones actuales sobre lactancia?

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y que puede alargarse de forma mixta o complementaria hasta que el niño obtenga al menos dos años de edad.

La lactancia materna tiene muchos beneficios: previene al recién nacido de desarrollar infecciones del tracto digestivo, a nivel broncopulmonar u otorrinolaringológicas. También reduce el riesgo de padecer obesidad y el desarrollo de diabetes posterior.

El beneficio no sólo es para el bebé, dado que la lactancia puede prevenir el desarrollo de diabetes, cáncer mamario u de ovario en la madre.

El gran problema, sin duda, es que las madres suelen abandonar la lactancia antes de los periodos recomendados por diversos problemas. La OMS recomienda que una buena atención y apoyo reconocido a nivel social y promovido por los sectores profesionales puede ayudar a las mujeres a resolver estos problemas para que puedan seguir amamantando.

¿Es importante el apoyo a la lactancia?

Según la última revisión de la Cochrane (febrero 2016) se añadieron 31 ensayos nuevos llegando a los 100 estudios controlados aleatorios que involucran a más de 83,246 mujeres. Los 73 ensayos que contribuyeron al análisis fueron de 29 países e involucraron a 74,656 mujeres. Alrededor del 62% de las mujeres procedían de países de altos ingresos, el 34% de países de ingresos medianos y el 4% de países de bajos ingresos.

La evidencia destaca que las intervenciones de apoyo sobre la lactancia mostraron un incremento de la duración de la lactancia. Esto significa que menos mujeres dejaron de amamantar o amamantar exclusivamente (evidencia de calidad moderada) antes de cuatro a seis semanas y antes de los seis meses.

Y… ¿entonces? ¿Qué deberíamos promover?

El hecho de proporcionar un apoyo especializado a las mujeres ayuda a amamantar a sus bebés durante más tiempo, según la evidencia actual. Además, aumentará su utilidad si se hace de forma organizada con el soporte especializado de profesionales de la salud capacitados como matronas, enfermeras y médicos, o con voluntarios capacitados.

Por ello es tan importante que las estrategias enfocadas a promocionar la lactancia materna tengan en cuenta a las mujeres, pero también a todos los profesionales implicados, sin cuyo soporte tendrán una menor aplicabilidad y eficiencia.

 

 

AEP. LACTANCIA MATERNA: GUÍA PARA PROFESIONALES Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) Monografía de la AEP nº 5
BLÁZQUEZ GARCÍA M. J. Parir, Nacer, mamar y amamantar Ed. M.J. Blázquez, Zaragoza, 2004.
LAWRENCE R. L. Lactancia Materna.. Ed. Mosby. 4ª edición. Madrid, 1996